Clasificación y tipos de préstamos disponibles en 2014

Abr 29, 2014 por ravillar78

Solicitar un préstamo, ya sea a nuestra entidad bancaria o a una entidad no financiera de capital privado es una decisión importante que implica algún tipo de riesgo para la persona que lo necesita, el prestatario. Por este motivo es importante conocer cómo de clasifican los préstamos, los tipos que hay disponibles actualmente y las características principales de cada uno.

Para la clasificación de los préstamos, se pueden utilizar muchos criterios, aunque lo más común es diferenciarlos por el tipo de aval que se exige. De este modo encontramos dos préstamos diferentes:

TIPOS DE PRÉSTAMO SEGÚN EL AVAL

– Préstamos con garantía personal.Se trata de préstamos que se conceden en función de la solvencia económica del prestatario, que en caso de impago deberá responder con sus bienes.

– Préstamos con garantía real. Este tipo de préstamos son los que se conceden especificando un bien concreto que sirve como aval y garantía. En estos casos, los más comunes son los préstamos con garantía hipotecaria, en los que la garantía es una vivienda en propiedad, o los que exigen acciones o imposiciones a plazo fijo.

En función de nuestra situación podremos solicitar uno u otro y con un poco de suerte, muy necesaria hoy por hoy, podremos disponer del dinero concedido.

Por otro lado, los tipos de préstamos se pueden clasificar en función del objetivo o uso que daremos al dinero ya que en cada caso se ofrecen créditos con diferentes características. Actualmente los tipos de préstamos más comunes son 4:

TIPOS DE PRÉSTAMO SEGÚN EL FIN

1.- Préstamos personales:se utilizan para financiar necesidades específicas, normalmente intangibles y perecederas, de bajo importe y en un momento muy concreto. En España son muy utilizados para pagar bodas y eventos o costearse un viaje.

2.- Préstamos al consumo:parecidos a los préstamos personales, los de consumo van dirigidos a la financiación de bienes duraderos y de una cuantía relativamente baja. Suelen utilizarse para la compra de electrodomésticos o vehículos.

3.- Préstamos de garantía hipotecaria.Se trata de préstamos de cantidades elevadas en los que la garantía es un inmueble. En caso de no poder hacer frente a los pagos, la entidad prestamista se haría con la propiedad de dicho inmueble.

El riesgo es evidente aunque este tipo de préstamos cuentan con algunas ventajas como que no necesitan una tercera persona que sirva como aval, no exige una nómina. Son especialmente útiles para solucionar una situación financiera complicada (dinero urgente para hacer frente a deudas, salir de los ficheros de morosidad…).

4.- Préstamos de estudios.Como su nombre indica, préstamos para estudiantes. En España no se utilizan demasiado, pero en muchos países de Europa y en Estados Unidos, los préstamos de estudios están a la orden del día. Son más baratos que los personales y están destinados a pagar matrículas en la universidad, estancias en el extranjero o estudios de postgrado.

Antes de formalizar la solicitud, es totalmente fundamental conocer a fondo las características y condiciones que nos ofrecen las entidades bancarias y las empresas de capital privado. Así seguramente optaremos por la opción más atractiva y que ofrezca más garantías. Una forma eficaz de evitar sustos y problemas posteriores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *